XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de teléfono

Chiste de largos, buenos

Estaba en un restaurante y mientras iba al baño, vi como otra persona tomaba el mismo camino que yo. Al entrar al baño, observé cómo ocupaba uno de los dos
cubículos, que eran de esos que no llegan hasta el techo. Yo, lógicamente, entré en el
otro. De repente, oigo que me dicen:
- ¡Hola!
Yo seguí callado, pero el tipo vuelve a decir:
- ¡Hola!. ¿Me escuchas?
Yo, para no parecer mal educado, contesté:
- ¡Hola!
Y el tipo pregunta:
- ¿Cómo estás?
A lo que contesté:
- Bien, gracias, un poco cansado.
Y el tipo dice:
- ¿Qué haces?
Yo ya estaba intrigado, pensé, siempre hay gente muy rara en este mundo, y contesté:
- ¿Y qué voy a estar haciendo?. Lo mismo que tú, ¡Cagando!
Inmediatamente oigo:
- ¡Mi vida, te llamo después porque tengo a un imbécil al lado, que está contestando a todas mis preguntas!

Tags: restaurantes, teléfono, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de cortos, malos

Un loco que habitaba en el sexto piso de un edificio tenía desconcertado a un señor porque cada vez que pasaba rumbo a su trabajo, el chiflado le apuntaba
con la mano en forma de pistola y le disparaba desde la ventana.
Llegó el día en que el tipo decide seguirle el juego al loco: apunta con la mano y le dispara al chalado que se asomaba desde la ventana; éste se lleva las manos al pecho, se desploma y cae a la calle.
El hombre, sorprendido, corre a auxiliarlo.
El loco moribundo lo mira y le dice:
- Yo nunca te disparé al cuerpo.

Tags: locos, manicomios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, matrimonios

Esto es una mujer muy fea cuyo marido siempre se esta metiendo con ella, que a estas alturas tiene ya un problema bastante serio. Pero un día se decide a salir a la calle; es mas, quiere ir a la procesión de Semana
Santa.
- Oye, que me voy a ver la procesión.
- Tu ? Con lo fea que eres ? Pero si va a haber un montón de gente !
- No me importa que me vean, tengo derecho a ir.
- No, si es que eres tan fea que les vas a asustar a todos.
Total, que la mujer se va, y al volver le dice al marido toda contenta:
- Oye, oye, me han confundido con la virgen !
- A ti ? Con lo fea que eres ? eso es imposible !
- Que si, que si, que uno de los que llevaban el paso me ha dicho al
verme " La madre de Dios !!! "

Tags: feas, procesiones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+