XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de telegramas

Chiste de malos

Un individuo se acerca a la ventanilla de telégrafos a poner un telegrama:
El de la ventanilla le dice: ¿que texto desea enviar?
Ponga: Vadum,... Vadum, Vadum,... Vadum.
El funcionario cuenta los caracteres y le dice:
- Por el mismo precio puede poner algo mas de texto.
Después de quedarse un rato pensando le contesta:
- ¡Es que no se me ocurre nada!
El funcionario con cierta ironía le dice:
- Pues ponga otro Vadum.
- Ya pero es que perdería el sentido, ¿sabe?

Tags: telegramas, funcionarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de cortos, malos

En la feria de un pueblo un charlatán anuncia a voz en grito:
- Señoras y señores, tengo el gusto de ofrecerles el invento más sensacional del siglo XXI: "las píldoras para adivinar". Sólo cuestan un euro.
Uno del pueblo compra una caja. La abre y se echa una píldora a la boca.
-¡Pero si es de menta!
- ¿Lo ven ustedes? - dice el charlatán - Acaba de comprarla y ya empieza a adivinar.

Tags: adivinos, vendedores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos, religión

Dos borrachos que se acuestan en una litera, y el borracho que está en la litera de arriba, antes de dormir comienza a rezar:
-Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, la Virgen María y el Espíritu Santo.
En eso se cae de la litera y el borracho que está en la parte de abajo le dice:
- ¿Ves? ¡Eso te pasa por estar durmiendo con tanta gente!

Tags: literas, Dios, virgen

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos

Una pareja prepara el divorcio:
- Yo me quedo con el niño, Pepe.
- ¿Y eso por qué, María?
- Porque es mío, no tuyo.
- ¡Pero si tampoco es tuyo!
- ¿Cómo que no? ¿Y quién Io parió?
- No sé. ¿Recuerdas el día en que nació? Cuando estábamos en la maternidad, el niño se cago y me pediste que Io cambiara.
- Sí.
- ¡Pues lo cambié!

Tags: divorcios, bebes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+