XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de televisión

Otros chistes

Chiste de internacionales

Un inglés, un francés y un español alardean de que su país es el más adelantado en
cuestión de injertos.
Dice el inglés:
- En mi país, nació un niño sin brazos, le hicimos un injerto y ganó cinco veces
consecutivas el campeonato de tenis de Estados Unidos.
Le contesta el francés
- Pues en mi país nació uno sin piernas y al cabo de veinticinco años del injerto
venció 4 veces consecutivas en el tour de Francia.
Entonces el español comenta:
- Eso no es nada, en España nació un niño sin cabeza, le injertamos un melón, le
pusimos bigote y ahora es Presidente.

Tags: injerto, melón, tenis, inglés, francés, español

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales

Se encuentran viajando en un tren un alemán y un español.
-El español, para romper el hielo y con ánimo de hacer amigos, le pregunta al alemán:
Y usted ¿De qué parte de Alemania es?
-El alemán muy amable le responde.Soy de Baden-Baden.
y usted ¿de donde es?
-El español, andaluz para más señas, le responde:
Pues mire usted…yo soy del Puerto de Santa María-Puerto de Santa María.

Tags: alemanes, españoles, trenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños, infidelidad, largos, buenos

Un niño de 9 años vuelve a casa antes de lo previsto al haber acabado las clases antes. Al entrar, ve a su madre con un hombre que no conoce desnudos en la cama, y al darse cuenta que no se han percatado de su presencia, se esconde en el armario para observar lo que hacen.
En esto que el marido de la mujer llega también antes de hora, y la mujer mete a toda prisa a su amante en el armario también, sin darse cuenta que dentro estaba su hijo.
El niño dice, "Esta muy oscuro aquí dentro."
El hombre contesta sorprendido, "Si, así es."
Niño: "Tengo un balón de fútbol."
Hombre: "Ah, muy bien."
Niño: "¿Quieres comprarlo?"
Hombre: "No, gracias."
Niño: "Mi padre esta ahí fuera."
Hombre: "De acuerdo, ¿cuanto pides por el?"
Niño: "500 Euros"
Hombre: "Un poco caro, pero de acuerdo"
Unas semanas mas tarde sucede de nuevo lo mismo, y el niño y el amante se encuentran de nuevo escondidos en el armario.
Niño: "Esta muy oscuro aquí dentro."
Hombre: "Si, así es."
Niño: "Tengo unos guantes de portero."
El amante, recordando la ultima vez que se encontraron, pregunta: "¿Cuanto pides por ellos?"
Niño: "500 Euros"
Hombre: "De acuerdo"
Pocos días mas tarde, el padre le dice al niño: "Coge tu balón y guantes deportero, y vamos fuera a jugar un rato."
El niño contesta, "No puedo, los he vendido."
El padre pregunta, "¿por que precio?"
Niño: "1000 Euros"
El padre contesta, "Es terrible aprovecharse de un amigo... Ese precio es exagerado por las dos cosas... Hoy vamos a la iglesia para que te confieses"
Juntos se dirigen a la iglesia, y una vez allí el padre mete al niño en el confesionario.
Niño: "Esta muy oscuro aquí dentro."
El cura contesta: "No empieces de nuevo, hijo de puta..."

Tags: amantes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, infidelidad, vecinos, infidelidad

Una bella mujer joven sale de la ducha, se envuelve con una toalla yavisa a su marido que ya puede ducharse. Cuando él entra en la ducha suena el timbre de la puerta. La esposa le dice que ella abre, y baja a abrir la puerta envuelta en la toalla.
Al abrir la puerta se encuentra a su vecino Antonio, quien se queda sin palabras ante la visión que le ofrece la señora. Entonces, él saca dos billetes nuevecitos de 100 euros y le dice a ella que son suyos si deja caer la toalla hasta la cintura.
Ella piensa, "¿por qué no?", de modo que deja caer la toalla y deja sus senos al descubierto , entonces coge el dinero. Antonio jadea ante lo que ve; saca prontamente otros 200 euros y se los ofrece por dejar caer la toalla hasta el suelo para ver todo el asunto. La mujer piensa que ya había llegado bastante lejos, así que no le importaba hacerlo, y deja caer la toalla al suelo enseñando su precioso cuerpo. Antonio la contempla un momento, le da las gracias y se va.
Cuando ella sube de nuevo, su marido que acababa de salir de la ducha, le pregunta que quién había llamado a la puerta.
Ella contesta:
- Era nuestro vecino Antonio.
- ¿Y ha traído los 400 euros que me debe? - pregunta el marido.

Tags: duchas, toallas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+