XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de televisiones

Chiste de malos

- ¡Tengo un hijo tan tonto, María!
- ¡No más que el mío, Paca!
Los dos hijos se acercan.
- Anda, Pepito, vete a casa a ver sí estoy.
El niño se va. La otra madre:
- Anda, Manolíto, toma un euro y cómprame un
televisor color.
Los niños se encuentran:
- ¡Tengo una madre más tonta, Pepito!
- ¡No más que la mía. Manolíto!
- La mía me mandó a casa a ver si está ¡y no me ha dado la llave!
- Pues fijate la mía: me da un euro para comprar un
televisor color: ¡y no me ha dicho de qué color lo quiere!

Tags: llaves, televisiones, madres, hijos, tontos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, largos, buenos, verdes

La señora, medio dormida en su cama, escucha cuando llega su marido del trabajo y siente como él la acaricia suavemente, casi de manera furtiva, como recorriendo suavemente la periferia de su cuerpo. Ella siente cómo su cuerpo reacciona inmediatamente a las caricias. El marido toma sus manos y las recoge, mete una de sus manos por su espalda y llega atrevidamente hasta sus redondeces.

En este momento, la señora está que arde, jadeante y deseosa. Entonces, sus piernas son abruptamente levantadas. La mujer siente que la pasión perdida por años ha regresado y le encanta sentir cómo su hombre apoya sobre ella todo su peso. La enerva sentir en su nuca el aliento calido de su marido. Ella se prepara, levanta las caderas; separa y flexiona sus piernas y se dispone a ser tomada, cuando de pronto su marido suelta sus piernas, gira sobre sí mismo y se acomoda en su lado de la cama.

La mujer, asombrada y respirando hondamente pregunta: -¿Qué pasó?
Él responde: - Ya.
- ¿Ya qué, grandísimo cabrón?
- Ya duérmete, mi cielo. Ya encontré el mando de la tv.

Tags: parejas, televisiones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de matrimonios, borrachos

A un tipo le para la policia cuando conducía hacia su casa en compañía de su esposa.

Tipo: - ¿Cuál es el problema agente?
Oficial: - Circulaba a 120 K/h en una zona de 80
Tipo: - No señor, iba a 85!!
Esposa: - No es cierto Luís, ibas a 110!!
El tipo le echa una mirada de advertencia a su mujer.

Oficial: - También lo voy a multar porque tiene fundida la luz de freno de la izquierda
Tipo: - ¿luz? ¿qué luz ? ...No tenía ni idea !!!!
Esposa: - No te hagas el tonto Luís, te dije que llevabas la luz fundida desde hace lo menos 6 semanas!!!
Esta vez la echa una mirada venenosa, de esas que causan pavor

Oficial: - También lo multaré por no usar el cinturón de seguridad
Tipo: - Pero si me lo quité en el momento que me detuvo!!
Esposa: - Por favor Luís!!! Pero si tú nunca lo utilizas!!!
Esta vez Luis no soporta y en el colmo de la exasperación grita a su mujer:
- "CIERRA EL PICO HIJA DE PUTAAAA" !!!!
Oficial: - Señora, ¿su esposo le habla así normalmente?
Esposa: - No... sólo cuando está borracho!!!.

Tags: policías, coches, multas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos

En el museo de historia natural un visitante pregunta al conservador:
-¿Cuántos años tiene este dinosaurio de aquí?
- Setenta millones y treinta y siete años
El visitante se queda impresionado ante la precisión del dato y piensa "este museo debe usar un método muy sofisticado para determinar la edad con tanta precisión". Intrigado le pregunta al conservador:
- ¿Como hacen para calcular la edad del dinosaurio con una precisión tan alta?
El conservador le responde:
- Muy sencillo. Llevo trabajando aquí treinta y siete años, y cuando yo llegué me dijeron que el dinosaurio tenía setenta millones de años...

Tags: dinosaurios, ciencias, científicos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, animales

Había una vez dos bellísimas doncellas paseando por los alrededores de su castillo. De pronto, una de ellas escuchó una tímida voz que gritaba:
- ¡Ehhhh! ¡Mirad aquí abajo!
Las doncellas miraron y vieron un pequeño sapo a la orilla del foso.
- ¡Hola! -dijo el sapo-. En realidad soy un cantante, pero un genio malvado me ha convertido en un sapo. Si una de vosotras me besa, volveré a ser cantante y viviremos felices para siempre.
Entonces, la más bella de las dos doncellas lo cogió con la mano y se lo metió en el bolsillo.
- ¿Cómo es eso? -le pregunta la otra doncella-. ¿No vas a besarlo?
- ¿Estás de broma? -responde la bella-. ¡Puedes ganar mucho más dinero con un sapo que habla que con un cantante!

Tags: cuentos, sapos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+