XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de tuning

Chiste de largos, buenos, amigos

Un entusiasta del tuning de automóviles estrena unos potentes frenos en su coche.
Deseoso de probarlos con alguien que alabe su eficacia encuentra a un amigo al que dice:
- Vente que te voy a enseñar los potentes frenos que he instalado en mi coche.
El amigo accede un poco expectante de la prueba.
Están en el campo dentro del coche, el conductor entusiasmado le dice al amigo:
- ¿Ves aquel papel en el suelo? Pues verás.
Acelera de manera vertiginosa y cuando está cerca del papel frena en seco a un palmo del mismo, a la vez que dice:
- ¿Asombroso? ¡eh!.
Seguidamente se encamina hacia un muro a toda velocidad, cuando casi se lo comían frena de nuevo bruscamente y se queda a centímetros de la pared.
- Espectacular ¿eh? ¡Pues verás ahora!
Acelera todo lo que el coche puede, van directos hacia un acantilado y cuando prácticamente solo ven el horizonte, frena violentamente, se quedan con las ruedas al borde del precipicio.
- ¿Qué te ha parecido?
- Vamos a volver donde estaba el papel.
- Te ha gustado ¿eh? Quieres repetir.
- ¡No, es que me he cagado!.

Tags: coches, tuning

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, militares

El sargento llevaba a la tropa a una marcha forzadísima de kilómetros y kilómetros.
- ¡ Uno dos, uno dos, uno dos!
Desde el fondo de la fila un andaluz repetía:
- ¡¡¡Eso es, eso es, eso es!!!
- Pero ¿qué te pasa, andaluz loco? Estamos hechos polvo y tú encima lo animas.
- ¡No, no! Si lo que digo es que eso es, eso es los que vamos a quedar a este paso: “uno o dos"

Tags: andaluz, sargentos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, religión

Dios estaba creando el mundo y le estaba poniendo el nombre a los animales:
-Tú te llamarás gallina
-Tú te llamarás caballo
-Tú te llamarás burro-
Y siguió poniéndoles sus nombres y después el burro pregunta:
-¿Cómo me llamaba yo?
Y dios contesta:
-Burro
Después de 3 minutos más, el burro pregunta:
-¿Cómo me llamaba yo?
-Burro
Y así cinco veces más le vuelve a preguntar:
-¿Cómo me llamaba yo?
Él le responde:
-Burro idiota
Y el burro dice:
-Yo ya me estaba aprendiendo el nombre y usted ahora me dice el apellido!

Tags: nombres, burros, Dios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+