XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de tuning

Chiste de largos, buenos, amigos

Un entusiasta del tuning de automóviles estrena unos potentes frenos en su coche.
Deseoso de probarlos con alguien que alabe su eficacia encuentra a un amigo al que dice:
- Vente que te voy a enseñar los potentes frenos que he instalado en mi coche.
El amigo accede un poco expectante de la prueba.
Están en el campo dentro del coche, el conductor entusiasmado le dice al amigo:
- ¿Ves aquel papel en el suelo? Pues verás.
Acelera de manera vertiginosa y cuando está cerca del papel frena en seco a un palmo del mismo, a la vez que dice:
- ¿Asombroso? ¡eh!.
Seguidamente se encamina hacia un muro a toda velocidad, cuando casi se lo comían frena de nuevo bruscamente y se queda a centímetros de la pared.
- Espectacular ¿eh? ¡Pues verás ahora!
Acelera todo lo que el coche puede, van directos hacia un acantilado y cuando prácticamente solo ven el horizonte, frena violentamente, se quedan con las ruedas al borde del precipicio.
- ¿Qué te ha parecido?
- Vamos a volver donde estaba el papel.
- Te ha gustado ¿eh? Quieres repetir.
- ¡No, es que me he cagado!.

Tags: coches, tuning

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de infidelidad, verdes

Un hombre entra en una tienda de armas y le pide al dependiente que le enseñe la mejor mira telescópica que tenga para su rifle.
- Esta es la mejor del mercado -le dice el dependiente- Tanto, que si mira hacia la cima de aquella montaña podrá ver en mi casa el nombre del perro en la caseta.
El hombre mira hacia la cima con la mira y empieza a reír.
- ¿De que se ríe? - pregunta el dependiente.
- Es que estoy viendo en el jardín a un hombre desnudo corriendo detrás de una mujer también desnuda.
El dependiente toma la mira, mira hacia su casa y empieza a enrojecer y echar humo por las orejas. Toma dos balas y se las da al hombre diciéndole:
- Vamos a hacer un trato. Le doy estas dos balas y, si acierta con una en la cabeza de mi mujer y con otra en las Bolas del hombre, le regalo la mira telescópica.
El hombre toma el rifle, pone el ojo en la mira y apunta hacia la casa.
Después de un momento de indecisión le dice al vendedor:
- Creo que puedo hacerlo de un solo tiro...

Tags: perros, armas, rifles, dependientes, balas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos, religión

Un borracho ve a un grupo de "bautistas" dentro de un río practicando el rito del Bautismo.
Sín pénsarselo dos veces, el borrachito entra dando traspiés dentro del agua, se acerca al predicador y se queda a su lado.
Entonces el predicador se gira, ve al viejo borracho y le pregunta:
-Señor, ¿está usted preparado para encontrar a Jesús?
El borrachito se da la vuelta y dice:
-Si, lo estoy.
El predicador entonces sumerge al tipo dentro del agua, lo vuelve a sacar y le pregunta:
-¿Ha encontrado a Jesús?
-No -responde el borracho.
El predicador lo vuelve a sumergir un poco más de tiempo y cuando lo saca le pregunta:
-Y, ahora, hermano, ¿has encontrado a Jesús?.
-No – vuelve a responder el borracho.
Enfadado, el pastor lo agarra, sumerge la cabeza dentro del agua durante casi un minuto y enojado le pregunta otra vez:
-Por la gracia de Dios!!! ¿has encontrado a Jesús ya?
El viejo borracho se seca los ojos y medio ahogado le implora:
-No, carajo!!!...pero....está seguro que se cayó por aquí?

Tags: Jesús, bautismos, ríos, predicadores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios, malos, ancianos, animales

Una vez Caperucita Roja fue a visitar a su abuelita sin saber que a su abuelita se la había comido el lobo, entra a la casa y dice:
- Abuelita, que ojos tan grandes tu tienes.
Y la abuelita dice:
- Es para verte mejor.
Nuevamente, Caperucita mira a su abuelita y dice:
- Abuelita, que orejas tan grandes tu tienes.
Y la abuelita dice:
- Es para escucharte mejor.
Caperucita vuelve a insistir:
- Abuelita, que nariz tan grande tu tienes.
Y la abuelita le dice:
- Es para olerte mejor.
- Abuelita que boca tan grande tu tienes.
Y la abuelita contesta ya cansada de sus preguntas:
- ¿A que has venido, a visitarme o a criticarme?

Tags: lobos, abuelos, abuelas, cuentos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, malos

Una noche estaban tres hormigas en el baño para acampar cada una se eligió un sitio: una de ellas en la ducha,otra en el lavamanos y finalmente otra en el váter.
Al día siguiente,las tres hormigas fueron a reunirse para asegurarse de que cada una está bien y como lo pasó en su acampada.
-¿Chicas estáis todas bien?-Preguntó una de ellas.
-Estamos bien.-Dijo una.-No tenemos ningún rasguño y hemos dormido genial.
-Habla por ti.-Dijo una muy enfadada.-Yo he dormido fatal y casi me mato.
-¿Pero que te pasó,por qué dormiste tan mal y por qué casi te matas?.-Preguntó la primera.
-Pues mira,es que me fui al retrete para dormir y de repente se puso a llover, se oían truenos,y cuando pensé que ya nada podía empeorar.¡Se me cayó un tronco super gigante que casi me mata!

Tags: hormigas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, religión

A fin de relajarse tras su ardua labor de predicar y obrar milagros, Jesús decide tomarse un descanso a orillas del mar de Galilea.
Durante una partida de golf con uno de los apóstoles, se encuentra con que ha de llevar a cabo un golpe complicado; Jesús lo hace mal y la pelota termina en el agua. Así que recurre a su truco habitual: camina sobre las aguas hasta donde está la pelota, se agacha y la recoge. Cuando Jesús intenta repetir el golpe, el apóstol le dice que es muy difícil:
- Sólo alguien como Tiger Woods puede conseguirlo;
Jesús le contesta
- Soy el hijo de Dios, puedo hacer cualquier cosa que haga Tiger Woods!
y repite el golpe. La pelota acaba de nuevo en el agua, de manera que Jesús vuelve a caminar sobre su superficie para recuperarla. En ese momento, pasa por allí un grupo de turistas americanos, y uno de ellos, al observar lo que ocurre, se vuelve hacia el apóstol y le dice:
- Dios mío, ¿quién es ese tipo? ¿Es que se cree Jesús o qué?
A lo que el apóstol le contesta:
- No, se cree Tiger Woods!

Tags: golf, deportes, Jesús

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+