XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de universidades

Otros chistes

Chiste de Jaimito, niños, profesores

Llega Jaimito a la escuela y la maestra le dice:
- ¡Felicitaciones Jaimito, felicitaciones!
Jaimito le pregunta a la maestra:
- ¿Maestra por qué me felicita si hoy no es mi cumpleaños?
La maestra le dice:
- Es que tú eres el primero en llegar al colegio.
- Ah, es que mi tío es futbolista profesional.
- ¿Qué tiene que ver eso con que tú llegues temprano a la escuela? Le pregunta la maestra.
- Es que él me trae a patadas.

Tags: futbolistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

Un judío en su lecho de muerte:
- María, María... ¿Donde estás, esposa querida, dónde estás?
- Aquí estoy, esposo mío... a tu lado.
- ¿Y mi hija Jacobo? ¿Dónde está?
- Aquí estoy, padre... a su lado.
- ¿Y mi hija Leyla? ¿Dónde está?
- Aquí estoy, padre, a su lado.
- ¿Y mi hijo Isaías? ¿Dónde está?
- Aquí estoy, padre... a su lado.
- Pero bueno, ¿quién carajo está atendiendo el negocio entonces?

Tags: muertes, famílias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, largos, buenos, médicos

Una mujer acompaña a su marido a la consulta del médico. Después del chequeo, el médico llama a solas a la mujer a su despacho y le expone:

- Tu marido tiene una enfermedad muy grave combinada con un estrés horrible. Si no haces lo siguiente, sin duda morirá: cada mañana prepárale un desayuno saludable. Se amable y asegúrate de que esté siempre de buen humor. Prepárale para la comida algo que le alimente bien y que pueda llevar al trabajo. Y cuando vuelva a casa más tarde, una cena especial. No le agobies con tareas, ya que esto podría aumentar su estrés. No hables de tus problemas ni discutas con él, sólo agravarás su estrés. Intenta que se relaje por las noches utilizando ropa interior sexy y dándole muchos masajes. Anímale a que vea algo de deportes en la televisión. Y, lo más importante, haz el amor con él varias veces a la semana y satisface todos sus caprichos sexuales. Si puedes hacer esto durante los próximos diez o doce meses, creo que tu marido recuperará su salud completamente.

De camino a casa, el marido pregunta a la mujer:
- ¿Qué te dijo el médico?
- Que te vas a morir.

Tags: enfermedades, mimos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+