XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de útero

Otros chistes

Chiste de buenos, amigos

Dos amigos se encuentran y uno le dice al otro:
- Pues he estado en Portugal de vacaciones.
- Y qué tal por allí? Qué tal las lusas??
- Las lusas? Esto...si, muy bien...
El amigo vuelve a su casa y busca el significado de lusas en el diccionario y ve que se trata del gentilicio de las portuguesas.
Al tiempo se vuelven a encontrar:
- Hombre!! Que tal todo??
- Pues bien, acabo de venir de Alemania!
- Ah si? Y cómo te fue? Te gustó? Qué tal las teutonas?
- Eh...bien, las teutonas bien.
El hombre va a casa y busca en el diccionario la palabra teutona, y ve que es el gentilicio de las mujeres de Alemania.
Al cabo de unos meses se encuentran:
- Hombre tío! Qué tal?? Cómo te va?
- De maravilla, acabo de venir de Egipto.
- Ah si?? Y qué tal por allí? Te gustaron las pirámides?
- Las pirámides? Uf tío, me acosté con 2. Unas fieras en la cama!

Tags: viajes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, infidelidad

Pasa el metro y ¡Brruuummm!, al suelo el armario!!
Finalmente el técnico le dice a la señora:
- Mire, lo armaré otra vez, me meteré dentro y cuando pase el metro, desde dentro,
veré mejor por dónde está el problema.
Lo arma, se mete dentro y en aquel momento llega el marido de la mujer:
- Cariño, ¡qué armario tan lindo!
Abre la puerta, ve al instalador, y le dice:
- Y usted, ¿qué hace aquí?
- Pues mire, le voy a decir que he venido a acostarme con su mujer, porque si le digo
que estoy acá esperando el metro no me lo va a creer!...

Tags: armario, metro, técnicos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños, malos

Un hijo de 35 años le dice a su madre:
-Mamá, he tenido un sueño horroroso. Soñé que estaba toda la casa llena de sal y en la siguiente imagen salías tu dándome de mamar. No es que esté preocupado, pero me parece un sueño muy extraño.
-Hijo, - dice la madre - de los sueños no tienes que preocuparte, basta con saber interpretarlos y quedarte con el mensaje.
-Y, en este caso, ¿cuál sería el mensaje, mamá?
-Muy sencillo, hijo mío: ¡SAL DE CASA, MAMON!

Tags: sueño, sal, casa, mamar, mensaje

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+