XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de vegetarianos

Otros chistes

Chiste de matrimonios, verdes, buenos

Una mujer en el 25 aniversario de su matrimonio, con mucha ilusión esa noche, se viste de lencería fina, con medias, ligueros y tacones de aguja incluidos, se pinta radiante y se pone de ese perfume intenso; entra insinuante en la habitación y se planta frente a su marido que está tumbado frente al televisor leyendo el periódico:
- Cari√Īo, - dice la mujer -¬Ņrecuerdas cuando nos casamos, un d√≠a como hoy, hace 25 a√Īos? Aquella noche de bodas me dijiste:
'Te voy a besar los pechos hasta sec√°rtelos.'
'Te voy a acariciar las nalgas hasta que se te caigan.'
'Te voy a hacer el amor hasta que te vuelvas loca.'

- ¬ŅNo tienes nada que decirme hoy, 25 a√Īos despu√©s?
El marido pensativo la mira de arriba a abajo y le dice:
- Misión cumplida.

Tags: cumplea√Īos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, suegras, largos, buenos

Tras casi un a√Īo de salir con mi novia, el pr√≥ximo mes me caso! La madre de mi novia o futura suegra es genial (adem√°s de estar terriblemente buena). Ella solita se ha ocupado de organizar toda la boda: iglesia, m√ļsica, fot√≥grafo, banquete, flores, etc.

Hace poco me llamó y pidió que fuera su casa para revisar la lista de Invitados y anular algunos de los de mi familia pues estaba superando nuestras previsiones.

Cuando llegué, revisamos la lista y la rebajamos justo por debajo de los ciento cincuenta invitados. Fue entonces cuando me dejó boquiabierto: me dijo que siempre le había resultado un hombre muy atractivo, que dentro de un mes ya sería un hombre casado y que antes de que ello ocurriera, quería tener sexo salvaje conmigo.

Entonces se levantó, caminó sensualmente hacia el dormitorio y me susurró que yo sabía donde estaba la puerta de salida si lo que quería era marcharme.

Me quedé de pie, inmóvil, aproximadamente unos tres minutos y finalmente decidí que sabía perfectamente qué camino tomar.

Me dirig√≠ corriendo a la puerta, sal√≠ a la calle y... ya afuera, apoy√°ndose en el cap√≥ de mi coche estaba su marido sonriente. Creo recordar que me explic√≥ que √ļnicamente quer√≠an estar seguros de que su querida hija se casaba con el hombre adecuado y se les ocurri√≥ esta peque√Īa prueba que yo felizmente hab√≠a superado con √©xito.

Me tom√≥ del hombro, y despu√©s me abraz√≥ sin yo poder reaccionar ni hablar a√ļn aturdido por las emociones.

CONCLUSI√ďN: "Menos mal que fui a buscar los condones al coche, que si los llego a tener encima... "

Tags: coches, preservativos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+