XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de zapaterias

Otros chistes

Chiste de camareros, malos

En un restaurante un hombre espera que quede alguna mesa libre. Ve una en la que un hombre cabecea dormitando.
- Disculpe camarero, ¬Ņpor qu√© no despierta a ese hombre y le dice que hay gente esperando para comer?
- Ya se lo he dicho tres veces y vuelve a quedarse dormido.
- ¬ŅY por qu√© no le echa?
- Pues... Porque cada vez que le despierto pide la cuenta y la paga.

Tags: restaurantes, comer

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, animales, infidelidad

Llega el marido a casa con un ara√Īazo en el cuello que le hab√≠a hecho su amante en un momento de pasi√≥n, en eso que el hombre pensando pensado que excusa va a poner se le ocurre una idea, le da una patada al gato y este grita ‚ÄúMiiiiauuu‚ÄĚ, la mujer lo oye y le pregunta:
- ¬ŅQu√© ha pasado mi amor?
- Este gato loco que me ha saltado a la cara y me ha ara√Īado en el cuello
Y la mujer contesta:
- Dale un buen escarmiento que a mi me ha ara√Īado en la teta

Tags: gato, tetas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, vascos

Un lechero vasco que se est√° muriendo en el hospital re√ļne a sus dos hijos, su hija y su esposa y, rodeado por todos ellos y su enfermera, les reparte su herencia.
Dice a su hijo mayor:
- A ti, Pedro, te dejo las casas del Norte.
- A ti, hijita, te dejo todos los apartamentos de la zona Sur.
- A ti, Carlitos, por ser mi hijo menor, con un gran porvenir, te dejo las oficinas del Centro.
- Y a ti, mi querida esposa, el edificio del Barrio las Cumbres, al Oeste de la ciudad.
La enfermera, impresionada, le dice a la esposa:
-Se√Īora, su esposo es muy rico; les est√° dejando muchas propiedades.
Y la esposa, sin perder el tiempo le responde:
- ¡Qué rico ni qué ni nada! ¡Esas son las rutas por donde reparte la leche... !

Tags: herencias, famílias, hospitales, enfermeras, leche

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+