XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de zapatos

Chiste de suegras, infidelidad, buenos, largos, zapatos, infidelidad

Un señor entra a una zapatería y se le acerca el vendedor:
-Buenas tardes, ¿En qué puedo ayudarle señor?
-Quiero unos zapatos del número 42.
-Verá, señor, no es por llevarle la contraria, pero a simple vista puedo ver que usted calza almenos un 46.
-Eso no me importa, yo quiero un número 42, si no, no compro nada y me voy a otra tienda.
-Está bien (le contesta el vendedor con cara de asombro).
El dependiente le trae unos zapatos del número 42; el hombre se los prueba y le dice:
-Perfecto, me los llevo puestos.
Cuando va de salida del comercio, el vendedor se da cuenta de que el hombre va sufriendo porque los zapatos le aprietan mucho. El vendedor, intrigado de por que compró unos zapatos tan pequeños, se le acerca y le dice:
-Señor, disculpe, pero no me puedo quedar con la intriga, ¿cómo es que compra sus zapatos tan pequeños, si se ve que está sufriendo porque no le quedan bien?
- Mire, le voy a contar mi historia: mi mujer me engaña con un compañero de trabajo; mi hija es prostituta; mi hijo es yonki; mi suegra vive con nosotros y me tira en cara la culpa de todos los problemas familiares... ¡El único placer que tengo en esta vida es llegar acasa y quitarme estos malditos zapatos!

Tags: famílias, yonkis, zapatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos

En un lujoso barrio de Madrid, lleno de mansiones, un hombre de aspecto desaliñado llama a una de las casas.
La dueña de casa abre y él le dice:
- Yo ser inmigrante buscando trabajo. Por favor ¿podría
ayudarme?
La señora, que estaba entretenida tomando café con unas amigas, se compadece y le dice:
- Tengo algo que usted puede hacer: tome este bote de pintura verde y de la vuelta a la casa. En la parte trasera encontrará un porche que necesita pintura.
Tres horas más tarde el hombre regresa contento, esperando cobrar una buena propina, y le dice:
- Listo, ya terminé señora. Pero, yo inmigrante de Polonia, conocer bien autos europeos, ese no ser un Porsche sino un Mercedes.

Tags: inmigrantes, coches, pintura, pintores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, infidelidad

Una mujer quería comprar un número de lotería, pero estaba indecisa sobre qué números escoger, así que va donde el joven vendedor y le pregunta:
- Mire, quiero jugar a la Lotería, pero la verdad es que no sé cómo escoger los 5 números, a lo mejor usted me puede ayudar?
- Claro, como no - responde el joven y a la vez le pregunta:
- Por ejemplo, dígame. ¿Cuántas veces ha salido usted del país?
- Cuatro veces.
- Perfecto, ese es su primer número, el 4. Ahora dígame ¿Cuántos hijos tiene?
- 2 hijos.
- Ok, ese es su segundo número. ¿Y cuántos libros ha leído este año?
- 5 libros.
El joven anota.
- Ahora cuénteme, ¿Cuántas veces al mes hace el amor con su marido?
- Oiga pero, eso es muy personal, ¿no cree?
- Bueno, ¿quiere o no ganar la lotería?
- Bueno bueno,... 2 veces al mes.
- Ok. Y ahora que ya entramos en confianza, dígame:
¿Cuántas veces en su vida le ha puesto los cuernos a su marido?
- Perdone joven, pero sepa que... ¡Yo no soy de esas mujeres sueltas...!
- Está bien, está bien, no se enoje - le dice el joven - Eso quiere decir que cero veces. Ya lo tengo, su número es el: 4 2 5 2 0

Efectivamente la mujer compra la serie completa y al día siguiente lo primero que hace es mirar el periódico y encuentra que el número ganador del premio es el: 4 2 5 2 7 y grita:
- ¡Eso me pasa por mentirosa!

Tags: loterias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+