XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de zapatos

Chiste de suegras, infidelidad, buenos, largos, zapatos, infidelidad

Un señor entra a una zapatería y se le acerca el vendedor:
-Buenas tardes, ¿En qué puedo ayudarle señor?
-Quiero unos zapatos del número 42.
-Verá, señor, no es por llevarle la contraria, pero a simple vista puedo ver que usted calza almenos un 46.
-Eso no me importa, yo quiero un número 42, si no, no compro nada y me voy a otra tienda.
-Está bien (le contesta el vendedor con cara de asombro).
El dependiente le trae unos zapatos del número 42; el hombre se los prueba y le dice:
-Perfecto, me los llevo puestos.
Cuando va de salida del comercio, el vendedor se da cuenta de que el hombre va sufriendo porque los zapatos le aprietan mucho. El vendedor, intrigado de por que compró unos zapatos tan pequeños, se le acerca y le dice:
-Señor, disculpe, pero no me puedo quedar con la intriga, ¿cómo es que compra sus zapatos tan pequeños, si se ve que está sufriendo porque no le quedan bien?
- Mire, le voy a contar mi historia: mi mujer me engaña con un compañero de trabajo; mi hija es prostituta; mi hijo es yonki; mi suegra vive con nosotros y me tira en cara la culpa de todos los problemas familiares... ¡El único placer que tengo en esta vida es llegar acasa y quitarme estos malditos zapatos!

Tags: famílias, yonkis, zapatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, largos

En una ocasión se encontraron tres locos en un desierto. Llevaban varios días de recorrido y no habían encontrado nada para comer y mucho menos para beber. Después de cinco días, los tres locos encontraron un coche viejo en medio del desierto, uno de los locos pregunta:
- ¿Para qué nos puede servir este coche?
El segundo le contesta:
- Yo no sé, pero tiene que servir para algo.
A lo que el tercero le responde:
- Yo me voy a llevar un asiento para sentarme cuando me canse.
Le dice el segundo:
- Yo me voy a llevar el radiador para tomar agua cuando tenga sed.
El primer loco dice:
- Pues, yo me voy a llevar una puerta.
Y los otros locos le dicen:
- ¿Una puerta? ¿Y para qué?
A lo que el primer loco le contesta:
- ¡Para bajar los cristales cuando tenga calor!

Tags: locos, desiertos, coches

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños, profesores, Jaimito, gays

Un dia en clase la profesora le pregunta a sus alumnos que al día siguiente cuenten un local que hayan abierto en su barrio y que beneficie a sus padres.
Al día siguiente pregunta la profe :
- ¿Qué han abierto en tu barrio Pedrito?
-Un Mercadona , así mi madre no tiene que ir a comprar a otro que esta mas lejos.
- ¿Y en tu barrio Juan ?
-Un centro comercial , mi madre le encanta.
De repente llega Jaimito a clase.
La profesora les susurra a sus alumnos :
-A la primera que diga una tontería Jaimito os levantáis y os vais al recreo
-Jaimito , que abrieron en tu barrio ?
-Una tienda de gays - Responde Jaimito
Entonces todos los de clase se van i Jaimito dice :
A donde vais que aun no han abierto!

Tags: Mercadona, tiendas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, buenos, matrimonios, médicos

- Verá doctor, tengo un problema. Cuando hago el amor con mi mujer, me da la impresión de que no siente nada. Algunas veces incluso se duerme.
- Eso tiene una explicación científica. Algunas mujeres en estado de excitación se acaloran tanto que les es imposible sentir nada. Trate de hacer el amor y abanicarla al mismo tiempo.
- Gracias doctor.
Y esa noche así lo hizo. Pero cuando atendía al abanico no atendía a lo otro. Así que contrató a un negro para que abanicase a su señora.
- Venga, negro, abanica. ¿Sientes ahora Maruja?.
- No, nada.
- ¡Más fuerte negro! ¿Y ahora, Maruja?
- Nada, nada.
- Negro, trae el abanico y ponte tú.
El negro se situa encima de Maruja y el marido abanicaba.
- ¿Y ahora Maruja? ¿Sientes?
- Siiiiiiií, siiiiiiiiiií, ahora siiiiiiií!
- ¿Ves negro? ¡No sabes ni abanicar!

Tags: negros, doctores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, malos

Una noche estaban tres hormigas en el baño para acampar cada una se eligió un sitio: una de ellas en la ducha,otra en el lavamanos y finalmente otra en el váter.
Al día siguiente,las tres hormigas fueron a reunirse para asegurarse de que cada una está bien y como lo pasó en su acampada.
-¿Chicas estáis todas bien?-Preguntó una de ellas.
-Estamos bien.-Dijo una.-No tenemos ningún rasguño y hemos dormido genial.
-Habla por ti.-Dijo una muy enfadada.-Yo he dormido fatal y casi me mato.
-¿Pero que te pasó,por qué dormiste tan mal y por qué casi te matas?.-Preguntó la primera.
-Pues mira,es que me fui al retrete para dormir y de repente se puso a llover, se oían truenos,y cuando pensé que ya nada podía empeorar.¡Se me cayó un tronco super gigante que casi me mata!

Tags: hormigas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+