XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Si te gustan nuestros chistes síguenos en Facebook y Twitter

Chistes de absurdos

Chiste de largos, buenos, amigos enviado por

Dos amigos se encuentran por la calle:
- ¬ŅQu√© tal te va la vida?
- Fatal, el otro día enterramos a mi tío.
- ¬°No me digas! ¬ŅC√≥mo paso?
- Pues nada, estaba en el balcón haciendo una barbacoa y de pronto se acercó demasiado al fuego y..
- Ya, se quem√≥ vivo, ¬Ņno?
- No, qué va. Del susto se echó hacia atrás y tropezó con la barandilla del balcón...
- S√≠, y se cay√≥ por el balc√≥n y se mato, ¬Ņno?
- No. Resulta que en la caída se pudo agarrar a la cornisa, pero se empezó a resbalar y...
- Ya, se la dio contra el suelo, ¬Ņno?
- Qué va. Alguien llamó a los bomberos, que habían puesto debajo una lona, pero tuvo tan mala pata que rebotó y...
- Por fin se la peg√≥, ¬Ņno? (El amigo empieza a ponerse nervioso)
- No, en el rebote se pudo coger a un cable de alta tensión...
- ¡Se electrocutó!
- No, como estaba haciendo la barbacoa llevaba guantes, pero el cable cedió y se rompió...
- ¬ŅY por fin se la peg√≥?- No, los bomberos hab√≠an corrido la lona bajo √©l, pero a√ļn rebot√≥, y antes de caer se pudo coger a una cornisa...
-¬ŅPERO ME QUIERES DECIR C√ďMO MURI√ď TU T√ćO?
- Verás... al final los bomberos llamaron a la policía y tuvieron que abatirlo a tiros...

Tags: absurdos, bomberos, muertos, muertes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos enviado por

Era un pescador que todos los s√°bados, a las 6 de la ma√Īana, acud√≠a a pescar a San Carlos de la Rapita. Prepara los aparejos y el anzuelo y los echa al agua.
Al rato un tío se le pone al lado.
S√°bado, ocho de la ma√Īana, el pescador con la ca√Īa y el tipo al lado.
S√°bado , una de la tarde, el t√≠o con la ca√Īa y el menda al lado.
S√°bado, siete de la tarde, el t√≠o con la ca√Īa y el nota al lado.
Domingo, seis de la ma√Īana, el t√≠o con la ca√Īa y el tipo al lado.
Domingo, una de la tarde, el t√≠o con la ca√Īa no puede m√°s y le dice:
- A usted tambi√©n le gusta la pesca ¬Ņno?.
- ¡A mí, que va, yo no tendría paciencia oiga!.

Tags: pescadores, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, cortos enviado por

Un se√Īor anda tranquilamente de paseo por la Gran V√≠a, cuando se le acerca un hombre que le suelta a quemarropa:
- ¬ŅA que no sabe cu√°ntos a√Īos tengo?
El primero se queda pensativo y al cabo de un momento:
- Sesenta.
- Impresionante. ¬ŅC√≥mo lo ha acertado?
- Muy sencillo: en mi casa hay un se√Īor que esta medio gilipollas y tiene treinta.

Tags: absurdos, edad

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos enviado por

Un hombre baja del tren con el rostro verde. Un amigo le pregunta qué le ha pasado.
- Me he mareado, responde el viajero. Me pongo malísimo cuando viajo de espaldas a la locomotora.
- Pero ¬Ņpor qu√© no le has pedido al viajero sentado enfrente que te cambiase el sitio?. La gente siempre se muestra muy amable en estos casos.
- Ya lo he pensado, reconoce el viajero, pero es que no había nadie sentado delante.

Tags: absurdos, trenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos enviado por

Estaba en un restaurante y mientras iba al ba√Īo, vi como otra persona tomaba el mismo camino que yo. Al entrar al ba√Īo, observ√© c√≥mo ocupaba uno de los dos
cubículos, que eran de esos que no llegan hasta el techo. Yo, lógicamente, entré en el
otro. De repente, oigo que me dicen:
- ¬°Hola!
Yo seguí callado, pero el tipo vuelve a decir:
- ¬°Hola!. ¬ŅMe escuchas?
Yo, para no parecer mal educado, contesté:
- ¬°Hola!
Y el tipo pregunta:
- ¬ŅC√≥mo est√°s?
A lo que contesté:
- Bien, gracias, un poco cansado.
Y el tipo dice:
- ¬ŅQu√© haces?
Yo ya estaba intrigado, pensé, siempre hay gente muy rara en este mundo, y contesté:
- ¬ŅY qu√© voy a estar haciendo?. Lo mismo que t√ļ, ¬°Cagando!
Inmediatamente oigo:
- ¡Mi vida, te llamo después porque tengo a un imbécil al lado, que está contestando a todas mis preguntas!

Tags: restaurantes, teléfono, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+