XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de besos

Chiste de ancianos, matrimonios

Una noche una pareja de mayorcitos estaba acostada en su cama.
El marido se estaba quedando dormido, pero su mujer se sentía romántica y quería conversar.
Le dijo: “Cuando me enamorabas, me cogías de la mano...”
.. De mala gana, el marido se dio media vuelta, le cogió la mano por unos segundos y luego trató de dormirse otra vez.
Ella le dijo nuevamente: “Entonces me besabas...”
Algo molesto, se dio media vuelta otra vez y le dio un ligero beso en la mejilla y luego se acomodó para dormirse.
A los treinta segundos, ella le dijo: “Luego tú me mordías en el cuello...”
Molesto, el marido tiró la ropa de cama y se levantó.
“¿A dónde vas ahora?”, le preguntó ella.
“¡¡¡Joder, a buscar los dientes…!!!”

Tags: besos, maridos, camas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de internacionales, largos, malos

Una pareja de novios argentinos van al cine. Mientras estaban viendo la película, la muchacha comienza a tocar la mano al novio, entonces el novio pregunta:
- Mi amor, mira para la derecha..., ¿hay alguien?..
- No mi amor, no hay nadie....
- Mira para la izquierda, ¿hay alguien?
Ya emocionada la muchacha le dice:
- No mi amor no hay nadie!
- Y atrás ¿hay alguien detrás nuestro?...
- No amorcito! no hay nadie.....
- Adelante ¿hay alguien?...
- No cariño no hay nadie...
- ¡Entonces fuiste vos la que se tiró ese terrible pedo, la concha tuya!

Tags: pedos, cines, enamorados

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Robenito Grasso era un tipo muy simpático. Una tarde entró sonriendo en la peluquería y le dijo al encargado.
- Quiero que me haga un corte de pelo de la siguiente forma: del lado derecho, me deja el pelo a ¡a mitad de la oreja. Del lado izquierdo, me recorta bastante para que se me vea la oreja completa. En la nuca, me hace varias entradas. En la parte de arriba, me corta mucho pelo para que se me note bien el cuero cabelludo. Y en la parte de la frente, me deja un mechón de cabello que me llegue hasta la nariz; Lo suficientemente largo como para que me pueda hacer unas bonitas trenzas.
- Ése es un corte de pela muy raro. ¡Es imposible! No se lo puedo hacer.
-¿Cómo que no? ¡Si eso es lo que me hizo la última vez que vine aquí!

Tags: peluqueros, peluquerías

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+