XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de impresoras

Otros chistes

Chiste de varios, malos

No es lo mismo el libro gordo de petete que venga un gordo y te haga un pete.

No es lo mismo marioneta, que venga Mario y te lo meta.

No es lo mismo un bebe haciendo pipi, que un pipi haciendo un bebe.

No lo mismo Jacinta Pichimahuida que Jacinta se haya hecho pichi en la huida.

No es lo mismo decir Ramona Cabrera que ramera cabrona.

No es lo mismo Ana va a la prueba, que prueba la banana.

No es lo mismo decir huele a traste que atr√°s te huele.

No es lo mismo decir María Montes, que te montes a María.

No es lo mismo decir un p√°jaro de alto vuelo que el p√°jaro de tu abuelo.

No es lo mismo decir la cómoda de tu hermana que acomódame a tu hermana

No es lo mismo subir al pin√°culo de una monta√Īa, que subir la monta√Īa con un pino en el culo.

No es lo mismo el tiempo no para que hace tiempo que no se me para.

No es lo mismo decir que motivo tuvo, que que tubo te han metido.

Tags: noeslomismo

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales

Esto es uno de Cuenca que no ha visto en su vida el mar y va por primera vez a la playa.
En su flamante coche se dirige hacia Benidorm y cuando finalmente llega, se queda ensimismado observando la inmensidad del mar y de repente se encuentra con un negro, se le queda mirando y le pregunta:
- Oye!!... ¬ŅCu√°nto tiempo llevas aqu√≠?
- Yo unos 10 minutos.
- ¡Pues…..yo que quería estar todo el día!!!

Tags: Benidorm, Cuenca, morenos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, malos

Fidel Castro muere y llega al cielo, pero no estaba en la lista, así que San Pedro lo manda al infierno.
Cuando llega al infierno lo recibe Satanás y le dice: ¡Hola Fidel!, te estaba esperando. Pasa, que aquí estarás como en casa. Fidel le responde:
- Gracias Satanás, pero estuve primero en el cielo y deje olvidadas mis maletas allí.
No te preocupes, voy a enviar a dos diablitos a recoger tus cosas.
Así es como dos diablitos llegan a las puertas del cielo pero las encuentran cerradas pues San Pedro estaba almorzando.
- No importa -le dice uno al otro- saltamos la valla y sacamos las maletas sin molestar a nadie.
Empiezan a subir la puerta cuando dos angelitos que pasaban por allí los ven y un angelito le dice al otro:
- No hace ni diez minutos que Fidel est√° en el infierno y ya tenemos refugiados.

Tags: cielo, infierno, cubanos, satan√°s

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, largos, buenos

Un tipo va al √Āfrica y, para no sentirse tan solo, decide llevar a su perro, un chihuahua mariquita. El primer d√≠a del safari, el animal, muy contento, se pone a corretear detr√°s de las mariposas y cuando menos se lo esper√≥ ya se hab√≠a separado del grupo.
El chihuahua, desesperado, empezó a buscarlos cuando, en eso, ve que una pantera muy enfurecida se dirigía hacia él dispuesta a comérselo.
Asustado, rápidamente piensa qué hacer; ve unos huesos que estaban junto a él y los empieza a morder con mucha ferocidad. Justo cuando la pantera lo iba a atacar, el perro exclama:
- ¡Mmmmmm, qué rica pantera me acabo de comer!
La pantera, al escuchar eso, se frena con estruendo y huye muy asustada mascullando:
- ¡Jodido perro, por poco me come a mí también!
Pero arriba de un √°rbol, estaba un mono cabr√≥n que vio todo lo que hab√≠a pasado. √Čste se baja muy r√°pido y va tras la pantera para contarle todo lo que vio. Al escuchar aquello, la pantera, muy enojada, le ordena al mono:
- S√ļbete, vamos a buscar a ese maldito perro para ver qui√©n se come a qui√©n.
El perro mariquita se da cuenta que la pantera viene, con el simio trepado, dispuesta a todo. En un instante, el perro adivina que el mono fue con el chisme pero en lugar de correr, se da la vuelta como si no hubiera visto nada y se pone a leer un periódico. Cuando la pantera ya lo iba a atacar, el perro se queja:
-¡Puto mono de los cojones!!!, hace como media hora que lo mandé por otra pantera y todavía no regresa!

Tags: panteras, perros, monos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+