XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Si te gustan nuestros chistes síguenos en Facebook y Twitter

Chistes de restaurantes

Chiste de camareros, restaurantes enviado por

El señor estaba en el restaurante y llama al camarero:
- ¡Mesero!
- Dígame Señor
- Pruebe la sopa, por favor...
- Este, em, señor ¿hay acaso una mosca en la sopa? si quiere se la puedo cambiar.
- No, tranquilo, pruebe la sopa.
- Emm, señor, ¿acaso está fría? si quiere se la caliento.
- No, tranquilo, pruebe la sopa...
- Señor por favor, que tiene la sopa, ¿acaso tiene un cabello?
- ¡Ah! ¡que no! ¡pruebe la sopa!
- Pero señor por favor, dígame que tiene la sopa, si usted quiere se la cambio.
- ¡Que pruebe la sopa!
- De acuerdo la voy a probar, y ¿donde está la cuchara?
- ¡Exacto! ¡Bruto traígame la cuchara!

Tags: sopa, cuchara, señor, mosca

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de cortos, buenos, médicos enviado por

Un camillero mientras lleva al paciente camino del quirófano:
- Pero ¿por qué tiembla usted tanto?
- Es que he oído que la enfermera decía que la operación de apendicitis es muy sencilla y que no había por qué estar nervioso y que todo iba a salir bien.
- Pues claro, todo eso se lo dijo para tranquilizarle porque es verdad.
- No, no, si es que no me lo decía a mi, sino al cirujano!

Tags: doctores, hospitales, operación, apendicitis, enfermeras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, infidelidad, matrimonios enviado por

En un balneario, la propietaria de una pequeña casa de apartamentos de alquiler acompaña a una joven pareja al suyo. Después de haber recogido la paga y de haberles mostrado donde esta el mar, se pregunta si los inquilinos necesitaran algo.
- No, gracias, responde el muchacho.
- Y para su mujer...?, dice la propietaria.
- Ah!, hace usted bien en recordármelo. ¿Tiene un sobre y unos sellos?

Tags: balneario

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+