XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de positivo

Otros chistes

Chiste de verdes, animales

En una aldea, un cuervo entra volando en la casa de un muchacho que vive solo, se posa en su hombro y le dice:
-Si me das 10 granos de maíz, ahora y 10 después, cabrón,te consigo una mujer para hacer el amor. Yo sé cuando tienen ganas,
El joven le da los 10 granos de maíz, el cuervo se los come, y le dice el joven.
-Venga, vete a buscar esa mujer.
El cuervo se va volando, se posa en la reja del huerto del joven, pasa una veintea√Īera por su lado y le dice:
-¬ŅUn polvo, Carmi√Īa?
-¬°A tu madre le vas a echar un polvo!
-No te pongas así, bonita, yo sólo digo lo que me dijo el Venancio que te dijera... Por cierto, dijo que te echaría cinco polvetes, yo creo que exagera.
La muchacha, enojada, llama a la puerta de la casa del Venancio, que abre la puerta, a torso descubierto, ense√Īando su musculatura de herrero.
-¬ŅQu√© quieres, Carmi√Īa?
-¬ŅLe mandaste al cuervo decir las tonter√≠as que dijo?
Piénsate bien lo que respondes, ya sabes que mi marido es capador.
-¬°¬ŅYo?! Es √©l, dice que nota cuando una mujer tiene ganas.
-¬ŅTengo cara de pasar hambre?
-¬°Yo qu√© s√©! Una cosa es cierta, a√ļn siendo la mujer del capador, si tuvieras ganas, te echaba media docena.
Carmi√Īa, viendo que el joven est√° como un queso, y que lleva meses a pan y agua, se mete en la casa del Venancio y sale dos horas m√°s tarde. Entra el cuervo y le dice al joven:
-Mis 10 granos de maíz, cabrón.
Venancio le da el maíz:
¬ŅQui√©n te ense√Ī√≥ a decir, cabr√≥n?
-A ti que te importa, cabrón.
Al día siguiente le dice Venancio al cuervo:
-Hoy quiero que me traigas a alguien que sea especial.
-Como t√ļ digas, cabr√≥n.
Poco después llaman a la puerta, Venancio abre a torso descubierto, y en la puerta está una vieja, fea como un demonio, tuerta, coja y jorobada, que le dice:
-Tira para dentro si no quieres que el capador sepa que te tiraste a su mujer-
Tres horas m√°s tarde sale la vieja con una sonrisa de oreja a oreja, el cuervo se posa en su hombro y le dice:
-¬ŅMe tienes el ma√≠z preparado?
-Tengo, cabrón.

Tags: cuervos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos

Un hombre ciego entra en un "bar de chicas" por equivocaci√≥n. Se las apa√Īa para llegar hasta la barra y pide una copa, y tras estar un rato sentado en la tabureta le grita al camarero:

- Eh, t√ļ, te gustar√≠a o√≠r un buen chiste de rubias?

Inmediatamente se hace un silencio total en el bar y con una grave, profunda y √°spera voz, la mujer que esta sentada junto a el le dice:

- Antes de que cuente ese chiste, se√Īor, y en atenci√≥n a su minusval√≠a f√≠sica que le impide ver, creo que lo justo es que le advierta de cinco cosillas: - Que la camarera es rubia. Que el portero del bar es una mujer rubia. Que yo mido un metro ochenta, peso 80 kilos, soy cintur√≥n negro de k√°rate y tengo el pelo rubio. Que la mujer que esta conmigo es levantadora de pesas y es rubia; y que la dama que esta sentada al otro lado de usted es una luchadora profesional y tambi√©n es rubia. Y ahora que sabe eso, pi√©nselo cuidadosamente. ¬ŅDe verdad todav√≠a quiere contar ese chiste?

El ciego piensa durante un par de segundos, menea la cabeza y contesta:
- Naaa... Pues no lo cuento....Paso de tener que explicarlo cinco veces!

Tags: rubias, mujeres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

Paco, el jorobado del pueblo, pasea por el campo y de pronto, un estruendo y aparece Lucifer:
- ¬°T√ļ! ¬ŅQu√© llevas en la espalda?
- Yo, yo... una joroba.
- Pues ¡¡¡flís, flas!!! ¡Ya no la tienes!
Y con un movimiento de manos la joroba desaparece.
Al día siguiente el jorobado se encuentra con su amigo Pepe, que es cojo.
- Pepe, tienes que creerme. El tipo hizo ¬°flis-flas! y
me ha quitado la joroba.
- Bueno, pues voy a ir yo, a ver si me quita la cojera.
Y Pepe va al mismo lugar del campo.
De pronto se oye el estampido y aparece Lucifer:
- ¬°T√ļ! ¬ŅQu√© llevas en Ia espalda?
- Yo... ¬ŅEn la espalda?... Nada.
- Pues.“ ¡¡¡flis, flas!!! ¡Ahí tienes una joroba!

Tags: jorobados, cojos, satan√°s, pueblerinos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+