XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de cervezas

Chiste de profesiones, borrachos, camareros

Entra un hombre en un bar y el camarero educadamente le pregunta:
- ¿Qué le sirvo?
A lo que el hombre le contesta:
- Me sirve... tres cervezas.
- ¿tres cervezas? - Le pregunta el camarero sorprendido.
- Si, una para mí, otra para ti, y otra para tu puta madre.- Le contesta el hombre.
El camarero sorprendido y a la vez mosqueado se aguanta las ganas de darle un buen puñetazo, por respeto y por temor a ser despedido, ya que piensa... puede que sea la última vez que venga por allí, y no merece la pena ponerse a malas….. por lo que le sirve las tres cervezas.
Al día siguiente el camarero al poco de abrir el bar, ve sorprendido que acaba de entrar el mismo hombre del día anterior.
El hombre se acerca hasta él y le dice:
- Quiero que me sirvas 3 cervezas.
El camarero con precaución por lo sucedido el día anterior le vuelve a preguntar:
- ¿Tres cervezas?, vamos a ver ¿hoy para quién son?
El hombre le responde:
- Una para mí, otra para ti, y otra para tu puta madre.
El camarero no se puede aguantar las ganas, sale de la barra y le da una buena paliza. Al final el hombre se va magullado y casi sin poder andar. El dueño del bar que ha visto lo sucedido no despide al camarero, ya que cree que el comportamiento de su empleado ha sido justificado.
Al día siguiente el camero colocaba está colocando las jarras de cerveza, cuando todo incrédulo ve aparecer por la puerta al mismo hombre con un ojo morado, la pierna derecha vendada y el brazo izquierdo en cabestrillo. El hombre se acerca a él y le dice:
- Quiero 2 cervezas.
El camarero bastante mosqueado le pregunta.¿Dos cervezas, para quién?,
- Una para mí, y otra para tu puta madre. Para ti nada, que te sienta mal el alcohol y te pones muy nervioso.

Tags: bares, cervezas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, buenos

Una bella joven muy liberada, entra en un bar completamente desnuda.
Se para frente al cantinero y le dice:
- ¡Sírvame una cerveza bien helada!
El cantinero le sirve la cerveza y se queda mirándola, sin moverse.
- ¿Qué pasa? - dice ella - ¿nunca ha visto una mujer desnuda?
- ¡Si, muchas veces!!!
- ¿Y entonces que mira?
- ¡Quiero ver de donde va a sacar el dinero para
pagar la cerveza!!..

Tags: cervezas, dinero, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, internacionales

Una madre americana encuentra una lata de cerveza en el bolso de su hija y se pregunta para sí misma:
- ¿Será que mi hija está bebiendo?
Una madre italiana encuentra una caja de cigarrillos en el bolso de su hija y se cuestiona:
- ¿Será que mi hija está fumando?
Una madre gallega encuentra un condón en el bolso de su hija, y se pregunta:
- ¡Dios mío! ¿Será que mi hija tiene pene?

Tags: madres, hijas, cigarrillos, condones, cervezas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, largos, matrimonios, infidelidad

Un individuo está trabajando toda su vida para comprarse un seiscientos de segunda mano.
El día que se lo dan llega a casa diciendo:
- Ya lo tenemos María, lo tengo abajo aparcado- salen los dos al balcón y dice - míralo María es el blanco.
Y mientras lo están mirando un individuo les está abriendo la puerta.
- Que nos lo roban María, que nos lo roban
Entran para adentro agarran el armario de la habitación entre los dos, lo sacan al balcón y se lo tiran al tío encima. Lo matan.
Se celebra el juicio y el hombre es condenado a muerte.
Sube al cielo y lo recibe San Pedro:
- Dios os guarde,
- Dios os guarde, también, usted dirá
- Mire Pedro yo estuve trabajando toda mi vida como un
desgraciado para poder comprarme un seiscientos de segunda mano y el día que lo estaba viendo con mi mujer, un sinvergüenza me lo estaba robando, no pude por menos de coger un armario y tirárselo a la cabeza.
- ¡Caray! No te preocupes hijo pasa para adentro.
Al rato, otro que sube para el cielo, lo recibe San Pedro,
- Dios os guarde,
- Dios os guarde también, usted dirá
- Mire Pedro yo estuve trabajando toda la noche y al día siguiente, cuando salí, salí tan cansado que en vez de abrir mi coche, me equivoqué y estaba abriendo otro coche cuando me tiraron un armario en la cabeza
- ¡Caray! Hijo pasa, pasa.
Al rato otro que sube para arriba,
- Dios os guarde
- Dios os guarde, usted dirá
- Mire Pedro, yo me entendía con una casada, ¿sabe?, estábamos los dos en la cama y llamaron a la puerta, y ella me dijo ¡mi marido, métete en el armario! Y ya no recuerdo nada más...

Tags: coches, armarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+