XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sida

Chiste de varios

Un gallego es condenado a muerte, y le dan a elegir que tipo de condena prefiere.
-Quisiera morir de sida
-Muy bien, concedido
Entonces un médico llega a su celda y le inyecta el virus del VIH, mientras el gallego empieza a reírse a carcajadas.

-Cómo puede reirse, si le estamos inyectando el virus del sida?
-¡De lo tontos que son!
-¿Qué? ¡Explíquese!
-Jajajaja, es que tengo un condón puesto!

Tags: gallegos, condones, sida, cárceles

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de profesiones

Un tipo pide una pizza para que se la lleven a casa y cuando la recibe le pregunta al repartidor:
-¿Cuál es la propina acostumbrada?
-Pues… suele ser de 1 euro, pero mi jefe dice que si logro que el cliente suelte 10 céntimos, ya sería un milagro.
-Ah sí? –dice enfadado el cliente- Pues toma 5 euros!!!!
-Gracias señor! Lo ahorraré para mis estudios.
-¡Muy bien chico, eso esá muy bien!Y se puede saber, ¿Qué estudias?
-Psicología aplicada, señor

Tags: psicólogos, propinas, pizzeros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales

Están en un bar un inglés, un alemán y un español tomando juntos unas copas. De pronto el inglés le dice a los otros dos:
-Oye, no os parece que el que está ahí en frente es igualito a Jesucristo?
-No digas tonterías, que va a ser Jesucristo, le responden el alemán y el español.
-Insiste el inglés. Que si, que sí. No veis que es igualito. La barba, la túnica……Estoy seguro que es Jesucristo.
Sin pensárselo un segundo, se levanta el inglés, se va hacia el hombre de la mesa y tanto le insiste, que el hombre le susurra al inglés:
- Escucha, efectivamente soy Jesucristo, pero te pido por favor que hables bajito y no se lo digas a nadie porque como los demás se enteren me vas a formar un escándalo impresionante en la cafetería
Entonces, el inglés,loco de contento le dice bajito al oído:
- Mira tengo una lesión en la espalda que me hice de pequeño haciendo deporte. Por favor, cúrame.
Jesucristo le pone la mano sobre la espalda y le cura.
Acto seguido el inglés se va a su mesa y, claro, le cuenta el milagro al alemán y al español.
El alemán, sin poder contenerse, se levanta y va hasta la mesa de Jesucristo y le dice:
- Oye, que me ha dicho mi amigo que tú eres Jesucristo. Tengo un ojo de cristal, por favor cúrame.
Jesucristo le pone la mano en el ojo y se lo cura.
Entonces el alemán se va a su mesa y se lo cuenta a sus amigos.
Jesucristo empieza a pensar que en breves instantes aparecerá por allí el español queriendo, como todos, que le cure, pero pasa el tiempo y el español no va. Entonces Jesucristo, ya mosqueado y picado por la curiosidad, se levanta y se va hacia la mesa donde están los tres y poniéndole una mano en el hombro al español le pregunta:
- Oye, ¿tú por qué no...?
Y el español salta de la silla y apartándose violentamente le dice:
- ¡¡¡¡EH, EH, EEEHHHH!!!! ¡¡¡¡SIN TOCAR…..SIN TOCAR,QUE ESTOY DE BAJA!!!!

Tags: españoles, alemanes, ingleses

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+