XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de Soria

Otros chistes

Chiste de vascos, verdes, malos

Arnaldo viajó a Japón y se compró un par de anteojos de gran tecnología que hacía ver desnudas a todas las mujeres.
Arnaldo se pone los anteojos y empieza a ver desnudas a todas las mujeres... est√° encantado. Se pone los anteojos, desnudas, se quita los anteojos, vestidas
- ¡Qué maravilla!
Regresó a Bilbao, loco por mostrarle a su mujer la novedad. Cuando llega a la casa, inmediatamente se coloca los anteojos para ver desnuda a su mujer, María.
Abre la puerta y ve a María y a Joaquín, desnudos en el sofá.
Se quita los anteojos, desnudos, se pone los anteojos, desnudos. Se los quita... desnudos, se los pone... desnudos.
- ¬°Vaya mierda de anteojos nada mas llegar a Bilbao se rompen!

Tags: japoneses

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de suegras, buenos, largos

- Una suegra sali√≥ a pasear con uno de sus tres yernos. Mientras pasaban por el parque, la se√Īora se resbala, cae en el lago y se empieza a ahogar. Sin dudarlo un momento, el yerno se tira al agua y la rescata.
- Al d√≠a siguiente, el yerno sale y encuentra un coche √ļltimo modelo con una nota pegada en el parabrisas: "Gracias de parte de tu suegra, que te quiere. "
- Una semana despu√©s la suegra sale a pasear con su segundo yerno. Al pasar por el mismo lago, la se√Īora se vuelve a resbalar y cae al agua. De inmediato su segundo yerno se mete al lago y la salva.
- Al d√≠a siguiente, el segundo yerno encuentra frente a su casa un coche √ļltimo modelo y una nota que dice: " Gracias de parte de tu suegra, que te quiere."
- Una semana m√°s tarde la suegra sale a pasear con su tercer yerno. La historia se repite, y la se√Īora se cae al lago.
- S√≥lo que esta vez el yerno se sienta en el suelo y se r√≠e mientras ve a la se√Īora ahogarse y hundirse en el agua.
- Al d√≠a siguiente, el tercer yerno sale y encuentra un coche √ļltimo modelo con una nota en el parabrisas: "Gracias de parte de tu suegro, que te quiere. "

Tags: coches, regalos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+