XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de animales

Chiste de malos, animales

Un hombre al lado de un río que quiere atravesar, le pregunta a otro hombre que estaba al otro lado del río:
- ¿Es muy profundo este río? ¿Se puede pasar sin que me cubra?
- Sí, claro que sí, sin problema. Es un río muy seguro y tranquilo.
En esto que el hombre se mete todo dispuesto en el río, y de repente se le empieza a llevar la corriente río abajo. Cruza como puede nadando a la desesperada y sale del río, se dirige enfadadísimo hacia el hombre:
- Pero tú, desgraciado!! Cómo me dijiste que el agua no cubría y que se podía cruzar sin ningún problema el río!!??
- Ah... pues... hace unos minutos lo cruzó un patito y el agua no le cubría nada!

Tags: ríos, patos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, animales

Había una vez dos bellísimas doncellas paseando por los alrededores de su castillo. De pronto, una de ellas escuchó una tímida voz que gritaba:
- ¡Ehhhh! ¡Mirad aquí abajo!
Las doncellas miraron y vieron un pequeño sapo a la orilla del foso.
- ¡Hola! -dijo el sapo-. En realidad soy un cantante, pero un genio malvado me ha convertido en un sapo. Si una de vosotras me besa, volveré a ser cantante y viviremos felices para siempre.
Entonces, la más bella de las dos doncellas lo cogió con la mano y se lo metió en el bolsillo.
- ¿Cómo es eso? -le pregunta la otra doncella-. ¿No vas a besarlo?
- ¿Estás de broma? -responde la bella-. ¡Puedes ganar mucho más dinero con un sapo que habla que con un cantante!

Tags: cuentos, sapos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, animales

Entra un cartero en una casa, y encuentra un cartel que dice, "Cuidado con el loro".
El cartero hace caso omiso y continúa caminando, y encuentra otro cartel que dice, "No moleste al loro".
El cartero un poco asustado abre la puerta, y ve un lorito pequeño y viejo, con un cartel que dice, "Loro peligroso".
El cartero riéndose toca la jaula para saludar al lorito, el loro mira hacia abajo y dice a su perro:
- ¡Dogo, ataca!

Tags: loros, carteros, perros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+