XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de gatos

Chiste de animales, buenos, largos

Un se√Īor odia al gato de su mujer porqu√© no hace m√°s que ara√Īarle a traici√≥n y decide hacerlo desaparecer. Lo mete en una bolsa y lo lleva en el coche a 20 kil√≥metros de su casa.
Cuando vuelve, el gato está sentado en el portal de la casa. Nervioso, el tipo repite la operación, pero ahora lo abandona a 40 kilómetros de su casa. Cuando vuelve, el gato otra vez está esperándolo en la puerta.
El hombre enfadado; agarra el gato, lo pone en el coche y recorre 93 kilómetros al este, 30 al norte, 27 al oeste y 25 hacia el sur... Suelta el gato y emprende el regreso a casa.
Al cabo de un rato, llama a su mujer por el móvil y le dice:
- Cari√Īo, ¬Ņel gato est√° por ah√≠?
- Acaba de llegar, ¬Ņpor qu√©, querido?
- Pon a ese desgraciado al teléfono, que me he perdido!!!

Tags: gatos, coches

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, animales, malos, largos

Un se√Īor que ten√≠a una gata, estaba harto de que le ara√Īase todos los muebles de la casa y no sab√≠a como deshacerse de ella, se fue al monte y la dejo abandonada. Despu√©s de unos d√≠as la gata regres√≥.
El se√Īor se la volvi√≥ a llevar y la tir√≥ del otro lado del monte, y la gata volvi√≥. Desesperado, le pregunt√≥ a un amigo, c√≥mo lo pod√≠a hacer para que no volviera y √©ste le dio algunas indicaciones:
- Cruza el monte, ve al r√≠o y cr√ļzalo, gira a la derecha, luego a la izquierda,otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana, se encuentra con el amigo, todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y le pregunta:
- ¬ŅC√≥mo te fue?
- Qué quieres que te diga, que si no es por la gata, ¡no regreso!

Tags: monta√Īas, gatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, ladrones

Tres ladrones iban a asaltar un banco de m√°xima seguridad. Ten√≠an que hacer un t√ļnel para poder entrar, y deciden entrar por el conducto del aire acondicionado. Uno dice:
Yo entro primero.
Entonces, entra y se resbala, un policía oye el ruido y pregunta:
¬ŅQui√©n esta ah√≠?
Y responde:
¬°Miiiaaauuuuu! Y sigue su camino.
Va el segundo y se resbala, el policía oye el ruido y pregunta:
¬ŅQui√©n est√° ah√≠?
Y responde:
¬°Miiiaaauuuuu! Y sigue su camino.
Va el tercero, se resbala y el policía oye el ruido y pregunta:
¬ŅQui√©n est√° ah√≠?
Y responde:
¬°Otro gato, otro gato!

Tags: policías, bancos, gatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de Lepe, malos

En el cuartel de la Guardia Civil de Lepe recibieron
un fax procedente del Instituto de Sismología:
“Movimiento sísmico inminente en su zona, Tomen medidas de seguridad. Localice epicentro y envíen su posición para posterior estudio"
Quince días más tarde llega este fax al Instituto Sismológico, procedente de Lepe:
“Movimiento sísmico desarticulado. Epicentro y sus secuaces encarcelados. ¡No pudimos llamar antes porque había un terremoto de cuatro pares de
narices!‚ÄĚ

Tags: policías, guardias, terremotos, fax

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones, varios, internacionales

Al recorrer el país entero durante un viaje de cacería, un hombre bien vestido de Estocolmo apunta y le dispara a un pato que va volando, pero el ave cae dentro del corral de un granjero, quien la reclama como suya.
- No es suyo el pato, es mío, insiste el cazador.
Como ninguno de los dos cede, el granjero sugiere resolver las cosas a la antigua usanza:
- Con una patada pueblerina.
- ¬ŅUna qu√©?, dice el cazador.
- Yo le pateo tan fuerte como pueda en la entrepierna, le dice el granjero y luego usted hace lo mismo conmigo. El que grite menos tiene derecho a quedarse con el ave.
El hombre de Estocolmo acepta. El granjero toma vuelo y suelta un golpe demoledor en las partes blandas del hombre, quien a√ļlla de dolor y cae al suelo.
- Bien, ahora es mi turno.
- Olvídelo - dice el granjero -. Se puede usted quedar con el pato

Tags: cazadores, granjeros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+